Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.        OK     
 
Enamora (y vencerás) en tus redes sociales

Enamora (y vencerás) en tus redes sociales

Las redes sociales se han convertido en unas herramientas de comunicación imprescindibles entre marcas y usuarios. Exiliados hasta el Planeta Piruleta los pronósticos de los pitonisos de turno (“son una moda pasajera”, “ya bajará el soufflé, ya”, “para mirar gatitos, me voy a casa de mi suegra”), la realidad cotidiana ha terminado por convencer a las empresas, productos o servicios más reticentes a tener su perfil corporativo en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc. Nunca es tarde.

Ante la fuerza de la evidencia, a diario aparecen en nuestras redes sociales artículos y post con algunas claves y consejos para gestionar estos canales empresariales. En el blog de FlandeCoco hemos publicado algunos de lectura súper-recomendada que a continuación os enlazamos.

En el post de hoy, huiremos de las recomendaciones sobre el qué hacer para centrarnos en 4 cosas que NO debes hacer en la administración de tus redes sociales.

La antipatía no mola

Pocas cosas son más desagradables en la vida diaria que dirigirte a alguien y que te ignore. En algunas redes sociales, más frecuentemente en las que cuentan con un alto número de seguidores, los administradores obvian responder a los comentarios de los fans. Como si fueran estrellas del rock acosadas a la salida de un concierto, se escabullen regalando silencio a la amabilidad del mensaje de un follower. ¡Bravo! Una fórmula perfecta para perder a pasos agigantados lo que tanto tiempo y dinero les había costado ganar.

Arréglate para salir

 Fotografías y vídeos son uno de los mejores reclamos para las publicaciones en las redes sociales de tu empresa. Los post también han de entrar por la vista. Imágenes cortadas chapuceramente, fotos del enlace a web con el texto incompleto o una selección de miniaturas-vídeo que invitan al llanto, no serían una de las opciones preferidas por los fans. Existen, a un clic en Google, numerosos sitios web en los que descargar imágenes gratis que pueden ser de gran ayuda.

En la variedad está el gusto

 Desayunar cada día un croissant acaba provocando que… odies a los croissants tanto como al aroma de la coliflor. La carta de posibilidades en las redes sociales es suficientemente amplia como para poder ofrecer un bufete variadito a tus comensales. La alternancia de formatos (fotografía, vídeo, gif, enlace a la web de la marca, enlace a una web externa, álbum de fotos, carrusel web, histories, etc.) hace más entretenido, rico y atractivo el contenido que publicas para tu empresa o negocio.

No se vende, se enamora

 Una de las funciones de las redes sociales es informar, sí, pero tienen también un altísimo componente de entretenimiento y sugestión. Utilizar el perfil de empresa para presentar a los fans, día sí y día también, tus productos o servicios desde un tenaz “Compra-compra-compra” les acabará por aburrir. Por muy atractiva que sea tu empresa, por muy seductoras que resulten tus ofertas o promociones, emplea las redes sociales para que se enamoren de tu marca. Los beneficios que les ofrece, la experiencia que les sirve, sus valores añadidos… el mimo del trato personal trasladado a la pantalla de un ordenador o dispositivo móvil.

Agotar con lecturas XXL tampoco es recomendable, así que acabamos por hoy con el top-4 de cosas que no debes hacer en redes sociales. Muchas gracias por leernos y seguirnos en nuestros canales. Si lo ves conveniente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Hasta la próxima!